Ver todos los temas »

¿Cómo dejar de fumar?

Para los fumadores, esta decisión supone un verdadero desafío. Y, sin embargo, solo les trae ventajas. En efecto, millones de personas mueren cada año debido al tabaquismo, tanto activo como pasivo. Y eso, sin contar afecciones severas vinculadas al tabaco, como, entre otras, las enfermedades cardiovasculares y el cáncer de pulmón. Las ventajas de dejar de fumar no están solo relacionadas con tu salud: al dejar el tabaco, ahorrarás mucho dinero y mejorarás tus relaciones sociales. Por último, este cambio te ayudará a recobrar la confianza en ti mismo por haberte enfrentado a este reto y haber logrado superar este hábito. Estarás orgulloso de ti mismo y tu entorno (tus hijos, tu pareja, etc.) te lo agradecerá.

 

¿Por qué es tan difícil dejar de fumar?

Entre otras cosas, el cigarrillo contiene nicotina. Esta sustancia estimulante, provoca un sentimiento de bienestar, pero es extremadamente adictiva. El tabaquismo crea, por tanto, una dependencia sumamente intensa, tanto física como mental. La dependencia física se manifiesta principalmente al dejar de fumar: en ese momento, aparecen síntomas de abstinencia. Los problemas de concentración, la irritabilidad, el insomnio y el aumento de peso figuran entre los más frecuentes. Y a todo esto hay que añadir, por supuesto, el deseo de fumar. La persona que deja de fumar encuentran grandes dificultades para resistirse a la tentación.

Complementando tu fuerza de voluntad

Dejar de fumar no es nada fácil. Tomar esta decisión requiere una buena dosis de voluntad, que es igualmente necesaria para conseguir dejarlo. Una recaída no es, en absoluto, un signo de fracaso, y no significa que nunca lo lograrás. No te desanimes e inténtalo de nuevo.

Para facilitarte la tarea, tienes varios medios a tu disposición. A continuación, puedes ver un resumen de las diferentes posibilidades.

 

Sustitutos de la nicotina

Estos productos existen en diferentes formatos: parches, chicles, comprimidos para chupar, inhaladores y sprays bucales.

  • Los parches liberan un cantidad regular de nicotina durante un periodo determinado y permiten así reducir el deseo de fumar. Son discretos. 
  • Puedes utilizar chicles o comprimidos para chupar a lo largo del día. Te permitirán controlar los síntomas de abstinencia que aparecen al dejar de fumar. Están disponibles bajo distintos sabores (menta, afrutados, etc.).
  • Los inhaladores de nicotina son pequeños tubos provistos con una boquilla que se coloca en la boca, como un cigarrillo. Estos pequeños tubos están compuestos por una cámara que contiene nicotina. El aire inhalado contiene, por tanto, nicotina, permitiendo así disminuir los síntomas de abstinencia. Están disponibles en pequeños envases, para cubrir periodos cortos (si vas de vacaciones en avión, por ejemplo). La ventaja de este inhalador es que lo tienes entre los dedos, como un cigarrillo. Son útiles para aquellas personas de quieren dejar de fumar pero que necesitan tener algo en las manos, por lo que resulta una ayuda suplementaria.
  • Un spray de nicotina alivia rápidamente (en 60 segundos) ya que la nicotina se absorbe directamente a través de las mucosas de la boca. Se recomienda igualmente en caso de «ansiedad» (cuando a la persona le cuesta mucho pasar tiempo sin un cigarrillo y se debe administrar nicotina con rapidez).

 

El cigarrillo electrónico

Se parece a un verdadero cigarrillo que tienes entre los dedos. Contiene un luz led, una batería, un calentador y una cápsula con líquido. Cuando se le da una calada, el líquido se calienta hasta evaporarse. El usuario inhala entonces el humo. El líquido puede estar aromatizado, lo que determina el sabor del cigarrillo electrónico.

Esta solución alternativa ha ganado popularidad ampliamente en los últimos años, aunque sigue siendo un producto controvertido. A menudo, son las empresas no farmacéuticas —y por tanto no sometidas a las estrictas normas de seguridad y de calidad impuestas a las firmas farmacéuticas— las que se encargan de su fabricación. 

Las cápsulas que contienen nicotina implican un peligro de sobredosis. En efecto, es imposible controlar la dosis de nicotina inhalada. Y dosis tóxicas pueden tener consecuencias mortales. Además, si se combina con otros medios para dejar de fumar como parches, el cigarrillo electrónico puede generar más rápidamente una toxicidad.Como dejar de fumar?

Al contrario que algunas ideas preconcebidas, el uso del cigarrillo electrónico no está autorizado en lugares públicos. Esta regla pretende evitar la confusión con un cigarrillo clásico al que se parece visualmente.

A veces, los medios de ayuda para dejar de fumar no son suficientes, y las personas que quieren dejarlo pueden necesitar ayuda profesional. Encontrarás informaciones útiles en el sitio web: https://www.aecc.es (la Asociación Española Contra el Cáncer). Por último, siempre podrás consultar con tu médico de cabecera.

P.D.: ¿Sabías que existen flores de Bach para ayudarte a dejar de fumar?

Lee también nuestros artículos sobre las falsas creencias sobre los sustitutos nicotínicos y los diferentes tipos de sustitutos de la nicotina. Descubre también nuestros 10 consejos para dejar de fumar