18-04-2019 | Afecciones

Estreñimiento y laxantes

Escrito por Jennifer

¿Qué es el estreñimiento? El estreñimiento o la oclusión se refieren a la dificultad para evacuar las heces. El estreñimiento simplemente se refiere a una obstrucción en los intestinos o a un tránsito intestinal lento y difícil, debido a que el intestino contiene heces duras y secas. Los síntomas pueden ser muy embarazosos y pueden causar flatulencia, hinchazón y dolor abdominal.

Para evacuar las heces, debes hacer un esfuerzo, lo cual puede ser doloroso e incluso puede causar hemorroides, fisuras anales y debilidad perineal. El estreñimiento, que es causado por varios factores, no debe tomarse a la ligera. Algunos tratamientos concomitantes pueden, entre otras cosas, dificultar la evacuación de las heces. Este es el caso de los analgésicos que contienen codeína, las pastillas de hierro utilizadas para tratar la anemia, algunos fármacos que actúan contra la hipertensión arterial, y los fármacos para la epilepsia, la psicosis y la enfermedad de Parkinson. Por eso, debes leer atentamente las instrucciones de los medicamentos que estás tomando. Hay otras condiciones subyacentes que pueden causar estreñimiento, como la enfermedad de Crohn, el cáncer intestinal, el síndrome del intestino irritable, etc. Si los síntomas persisten o si la frecuencia de las heces cambia repentinamente, es mejor consultar a tu médico.

Laxantes

Si a veces sufres de estreñimiento, puedes usar laxantes, como bisacodyl y dulcolax. Los laxantes ayudan a que la pared intestinal se contraiga y a expulsar las heces. Sin embargo, algunas personas usan estos laxantes regularmente y a largo plazo. Esta práctica es muy mala para tu cuerpo. Los laxantes promueven la estimulación constante de los intestinos, permitiéndote ir al baño. Sin embargo, si usas en exceso los laxantes solo estimularán tus intestinos a pesar de que estar vacíos. Como resultado, los intestinos ya no pueden funcionar sin laxantes, ya que se han vuelto insensibles y perezosos. Además, experimentas pérdida de agua y de sodio cuando tomas laxantes, algunas veces causando síntomas de deshidratación.

El uso prolongado de laxantes al final se convierte en un círculo vicioso entre el estreñimiento y los laxantes.

Tomar laxantes indudablemente tiene efectos duraderos en tu cuerpo. Es por eso que debes usarlos con moderación. De hecho, al tomar estos dispositivos con regularidad, pueden tener el efecto contrario: tus intestinos estarán en malas condiciones y tu bienestar se verá afectado.

¿Qué hacer en caso de estreñimiento prolongado?

Si notas que has estado estreñido durante mucho tiempo, consulta a tu médico primero. De esta manera, tu médico puede detectar o eliminar las afecciones subyacentes y tranquilizarte si no hay nada grave. Si los resultados no son concluyentes o, por ejemplo, el médico diagnostica el síndrome del intestino irritable, existen varias opciones disponibles para ti.

Adapta tu dieta

En primer lugar, es esencial controlar tu dieta. Algunos alimentos ciertamente beneficiarán a tus intestinos porque contienen más fibra. Los alimentos ricos en fibra, como las verduras, las frutas y el pan integral, pueden ayudarte a ir al baño. Además, estos alimentos promueven la estructura adecuada de las heces. Tu objetivo diario debe ser entre 18 y 30 gramos de fibra. Trata de evitar los alimentos que no contengan mucha fibra, como el queso añejo. Los aceites también pueden promover el tránsito intestinal: por lo tanto, utiliza aceite de oliva u otros aceites vegetales al cocinar y debes beber lo suficiente durante el día. Si experimentas dolor intestinal, es mejor aumentar la ingesta de agua a 2,5 litros de agua al día, especialmente si comes más fibra ya que ésta absorbe mucha agua. Por lo tanto, los líquidos son necesarios para la digestión de la fibra. Por la mañana, bebe un vaso de agua con el estómago vacío y trata de beber un vaso de agua antes y después de cada comida.

Muévete lo suficiente

El ejercicio también tiene un efecto positivo en el tránsito intestinal. Trata de caminar de 15 a 30 minutos al día o de practicar deportes intensivos varias veces a la semana, notarás los beneficios en tus heces y en tu nivel de energía.

Tratamientos farmacológicos

Además de adoptar un estilo de vida saludable, también hay una serie de medicamentos que puedes utilizar a largo plazo. Si deseas tomar estos medicamentos durante más de 2 semanas, lo mejor es que lo consultes con tu médico de antemano para que te pueda guiar. Entre los tratamientos farmacológicos se encuentran Colofiber, Spagulax, Importal, Forlax, Movicol y Normacol. Estos productos sustituyen a los laxantes y obtienen su eficacia a partir de fibras o ingredientes naturales. Estos ingredientes tienen un efecto beneficioso en los intestinos, mientras que tienen un efecto menos agresivo que los laxantes (ayudan a suavizar las heces). La mayoría de estos productos también contienen sales y minerales para que tu cuerpo no carezca de ellos. Ten en cuenta que el uso de estos medicamentos puede causar dolor abdominal durante los primeros días. No te asustes, estos dolores desaparecen después de unos días. Estos sustitutos pueden aliviar el estreñimiento sin dañar tu salud cuando se usan diariamente. Para enseñarte a usar estos dispositivos, vamos a usar Movicol como ejemplo. Toma un sobre de Movicol de 1 a 3 veces al día, dependiendo del grado de estreñimiento. Si comienzas tomando 3 sobres, reduce la dosis a 2 y luego a 1 sobres al día después de unos días. Puedes continuar el tratamiento durante dos semanas. Si planeas extender la duración del uso de Movicol, es mejor que lo discutas primero con tu médico.

¿Cómo dejar de tomar laxantes?

Es posible que hayas estado tomando laxantes durante tanto tiempo que ya no puedas prescindir de ellos. Tus intestinos se han vuelto perezosos y para ti, los laxantes son la única manera de aliviar el estreñimiento. Sin embargo, el uso de laxantes impide que el cuerpo absorba suficientes nutrientes, lo que significa que careces de vitaminas y minerales. Como resultado, puede que te sientas mal y debilitado sin saber por qué. No eres consciente de los peligros de los laxantes. Llegados a este punto, es esencial que dejes de tomar laxantes para que tus intestinos vuelvan a trabajar solos y tu cuerpo reciba todo lo que necesita. ¿Cómo hacer esto? Si usas laxantes regularmente, puedes dejar de tomarlos por completo de golpe. Por otro lado, si los usas muy a menudo, es mejor tratar de reducirlos gradualmente. Dales tiempo a tus intestinos para que se recuperen. Tomar laxantes probablemente los vació completamente, lo que explica por qué necesitan un poco de tiempo para rellenarse. También puedes utilizar los dispositivos mencionados anteriormente. Si sufres de estreñimiento o tus intestinos simplemente se han acostumbrado a los laxantes después de un uso prolongado, es mejor que pidas ayuda a tu médico de cabecera.

Deseamos conocer tu opinión, compártela con nosotros aquí
Blog - ¡Tu salud y bienestar son nuestra prioridad!

¡Bienvenido al blog de Viata!. Tu salud y bienestar son nuestra prioridad. Por eso, aqui compartiremos últimas noticias de salud, nutrición y mucho más.

Artículos recientes