Ver todos los temas »

Sustituto de la nicotina: falsas creencias

Dejar de fumarDejar de fumar no es una tarea fácil. De hecho, el tabaquismo crea una dependencia tanto física como mental. Dejar de consumir tabaco provoca síntomas de abstinencia tales como tristeza, o incluso depresión, insomnios, irritabilidad, ansiedad, dificultades para concentrarse, disminución del ritmo cardiaco, aumento del apetito, sudor más abundante, dolores de cabeza, etc. En pocas palabras, falta de nicotina se siente.

Por eso, el sustituto nicotínico puede ayudar las personas que fuman mucho o que han intentado, durante mucho tiempo, dejar de fumar, si no lo han logrado sin estos sustitutos. De hecho, muchos logran hacerlo sin utilizar este tipo de ayuda. Además, el viejo palo de regaliz, no muy sexy pero eficaz, también ha permitido a muchos fumadores dejar de fumar, porque ocupa las manos y la boca, por lo tanto, alivia también la dependencia física.

P.D.: ¿Sabías que el uso de un sustituto nicotínico aumenta de 50 a 70% la probabilidad de dejar de fumar?

 

Creencias erróneas sobre la nicotina
 

1. La nicotina aumenta el riesgo de cáncer

Esta correlación no fue demostrada. Sin embargo, los cigarrillos contienen más de 4000 otras sustancias químicas nocivas para la salud. Las desventajas ligadas al sustituto nicotínico, por lo tanto, pesan menos en la balanza que las asociadas al cigarrillo.
 

2. Es la nicotina que le da el color amarillo a los dedos y los dientes.

Falso: es el alquitrán presente en los cigarrillos que es responsable de esta coloración.
 

3. El sustituto nicotínico remplaza una dependencia por otra

La cantidad de casos de uso inadecuado de los sustitutos nicotínicos es extremadamente pequeña cuando se compara con la cantidad de casos de tabaquismo excesivo. Por lo tanto, el riesgo de utilizar indebidamente los sustitutos actualmente disponibles (fuera del marco para dejar de fumar) es limitado.

¿Sabías que el uso de un sustituto nicotínico aumenta de 50 a 70% la probabilidad de dejar de fumar?

 

Sustituto nicotínico

Estos productos contienen nicotina de uso terapéutico, que permite aliviar los síntomas de la abstinencia. La disminución progresiva de la dosis permite controlar los signos de dependencia física a la nicotina.

El sustituto nicotínico existe bajo diferentes formas: parches, comprimidos para chupar, goma de mascar, inhaladores, o también, aerosoles bucales. Es esencial elegir la dosis adaptada a su consumo de tabaco y seguir el esquema recomendado para dejar de fumar.

Existe, por ejemplo, un esquema para dejar de fumar por completo en un año y en cuatro etapas:

  • Disminuyes poco a poco la cantidad de cigarrillos que fumas para llegar a la mitad de lo que fumabas (fíjate un plazo de 6 semanas), posiblemente con un sustituto nicotínico a intervalos.
  • Sigues disminuyendo (entre 6 semanas y 6 meses) y fíjate un nuevo objetivo. Puedes utilizar un sustituto nicotínico a intervalos si necesitas ayuda para alcanzar tu objetivo.
  • Dejas de fumar (después de 9 meses) y utilizas el sustituto nicotínico si lo necesitas.
  • Dejas de tomar el sustituto nicotínico (después de máximo un año), 3 meses después de haber dejado de fumar.

P.D.: ¿sabías que el sustituto nicotínico (parches y gomas de mascar) están en la lista de medicamentos esenciales de la Organización Mundial de la Salud (OMS)?

Es evidente que nunca se pueden tomar dos sustitutos nicotínicos juntos, ni asociarlos al consumo de tabaco (los parches, por ejemplo). Puedes, en cambio, alternarlos a condición de respetar las dosis. Estos dispositivos son medicamentos, leas atentamente los prospectos y consulta con tu médico o farmacéutico en caso de uso prolongado.

P.D.: ¿sabías que el sustituto nicotínico (parches y gomas de mascar) están en la lista de medicamentos esenciales de la Organización Mundial de la Salud (OMS)?

 

5 consejos para dejar de fumar

  • No te desanimes ante el primer obstáculo: las recaídas son normales, lo importante es de poder superarlas para poder evitarlas en el futuro.
  • Identifique la causa de tu recaída y cambie de comportamiento o contexto que lo provocó.
  • Si utilizas un sustituto nicotínico, respeta las indicaciones del prospecto. No fumes si llevas puesto un parche: las consecuencias podrían ser graves.
  • Tira todos tus cigarrillos, encendedores y ceniceros.
  • Acuérdate siempre de que eres capaz de lograrlo y ¡piensa en los numerosos beneficios!

No te desanimes ante el primer obstáculo: las recaídas son normales, lo importante es de poder superarlas para poder evitarlas en el futuro.

Si tienes preguntas o quieres recibir consejos, no dudes en contactar tu médico, farmacéutico o nuestro farmacéutico Viata.

Lee también nuestros artículos sobre los diferentes tipos de sustitutos nicotínicos, con ejemplos de esquemas que puedes seguir para dejar de fumar, al igual que nuestros 10 consejos para ayudarte a dejar de fumar, y no olvides también para no volver a fumar cigarrillos, todo lo que hay que saber sobre la nicotina y finalmente, nuestra descripción sobre el cigarrillo electrónico.